Internet de las Cosas y Smart City – Rediseñar Nuestra Sociedad y Facilitar Nuestra Vida

Autor: José Concha Leiva

El avance tecnológico ha llegado a un punto en que el incremento y diversidad de las necesidades de las comunidades, posibilita el surgimiento de soluciones tecnológicas más inteligentes, responsables y sostenibles.

¿Qué es Internet de las Cosas?

IoT, del inglés Internet of Things, es la interconexión cada vez mayor de objetos cada vez más cotidianos con internet; que usando sensores y códigos pueden comunicarse, identificarse e interactuar, con recopilación, almacenamiento, procesamiento y transmisión inteligente de información.

Entre los usos más comunes está el GPS, con monitoreo de velocidad, recorrido y detenciones de vehículos; la televigilancia, ver y oír en directo; todo en tiempo real y desde cualquier lugar y dispositivo.

Otros usos que se masificarán son las instalaciones (luz, gas y más), equipamiento (aire acondicionado, puertas, persianas y otros) y electrodomésticos (refrigerador, televisor, lavadora, etc.) con WiFi y conexión directa a internet, que se comunican, activan y desactivan en ciertas condiciones y son administrados desde un smartphone.

¿Qué es Ciudad Inteligente o Smart City?

Una ciudad que, mediante la tecnología (especialmente de la información y la comunicación, TIC), se transforma en una localidad más eficiente en el uso de sus recursos, ahorro de energía, mejora de los servicios, desarrollo sustentable, etc., logrando una participación ciudadana más activa y una mejor calidad de vida de sus habitantes.

Es una ciudad sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

¿Cómo surgieron estos conceptos?

Constantemente las TIC y el internet se masifican y aumentan su capacidad y velocidad, y la gente siempre quiere más facilidades y estar más conectada, eso llevó al surgimiento del Internet de las Cosas.

La población mundial aumenta exponencialmente y las ciudades tradicionales crecen y se vuelven deficientes y contaminadas, con más necesidad de alimentos, seguridad, transporte, servicios básicos, etc., eso obliga a buscar nuevas soluciones.

Con esa necesidad creciente de las ciudades y el uso del IoT surgió Smart City, para rediseñarlas, de forma más inteligente, responsable y sostenible.

¿Qué otros usos pueden tener?

Casi ilimitado. Control eficiente del tráfico, mejor calidad del aire, agua y otros recursos vitales; mayor y más barata producción de alimentos de calidad en espacios más pequeños. Cámaras que reconocen y encuentran personas, trámites hechos desde casa en minutos; en salud, monitoreo 24×7 de pacientes y operaciones complejas hechas por robots o en forma remota.

Realidad aumentada; vehículos sin conductor, que utilicen energías naturales. Colegios, empresas, supermercados, bodegas más eficientes, etc.

¿Pueden nuestras ciudades ser inteligentes?

Si, con interés, aporte real y trabajo conjunto del gobierno central y local, del mundo académico, las empresas y la sociedad civil; del sector público y privado. Se investiga, aprueba, aplica en la realidad e integra a la política pública.

¿Afecta la educación, el empleo y las empresas?

Si, el sistema educativo debe asumir estos conceptos y enseñarlos en todos los niveles. Al elegir una empresa, profesión u oficio debe considerarse que esto debilitará unas fuentes de trabajo y fortalecerá otras. La idea es estar mejor preparados y ser parte del sector que verá aumentadas sus posibilidades, como país, comunidad y personas.

Soluciones como estas, integrales y sostenibles en lo económico, social y medioambiental, cambiarán nuestra sociedad y nuestra vida.

José Concha Leiva

Director Ejecutivo – CEO

Zenitx Informática

Estatutos IÑUBLE A.G.