Debian 10 Buster Desde Cero – Segunda Parte

Autor: Eduardo Saavedra J.

Para comprender a cabalidad el contenido de esta publicación, se recomienda que el lector tenga al menos un nivel de conocimiento informático básico.

Lo primero que se debe hacer es dejar listo un instalador USB o CD de arranque para instalar Linux Debian 10 Buster. Los pasos para preparar el instalador pueden ser encontrados en la publicación que enlaza a este instructivo.

¡Manos a la obra!

Lo primero que se debe hacer es arrancar el computador utilizando el pendrive o CD creado en el paso anterior, con el instalador de Linux Debian. Ahora comenzamos con los pasos de instalación; les recomiendo que lean los párrafos junto a cada imagen, donde irán algunos consejos para optimizar el proceso de instalación.

Paso 1. Al arrancar el instalador de Linux Debian, iniciamos por medio de la opción Graphical Install, la cual permite usar el mouse y tener un modo más simple e interactivo de instalación. En caso contrario, está el modo Install, dónde solo se podrá utilizar el teclado.

Paso 2. Se nos pedirá el idioma de instalación. En esta guía, para simplificar las cosas, elegiremos Spanish – Español y continuamos.

Paso 3. Luego seleccionamos nuestra ubicación, que sería Chile.

Paso 4. Después seleccionamos la configuración del teclado, la cual dejamos en Latinoamericano y comenzará con la carga de los componentes adicionales.

Paso 5. Aquí le ponemos un nombre a nuestro equipo para identificarlo en la red. Esto es al gusto de cada uno. En una red corporativa se podría poner, por ejemplo, el nombre del usuario o del PC para identificarlo:

Paso 6. Ahora agregamos algún dominio si tenemos, ó dejamos el que nos entregue por defecto ó simplemente dejamos el campo vacío.

Paso 7. Este paso es algo importante. Aquí debemos ingresar la contraseña del Super Usuario de Linux, llamado root (raíz en inglés). Si hacemos una analogía con Windows, este usuario correspondería al Administrador.

Debemos digitar dos veces la clave. Lo ideal es que sea una contraseña segura, vale decir, usando letras, números y caracteres especiales, idealmente con una extensión de al menos 10 caracteres, lo que nos garantizará un buen nivel de seguridad.

Paso 8. Luego, el instalador nos pedirá ingresar el nombre completo de un nuevo Usuario, que no tendrá los mismos privilegios del usuario root, pero que usaremos para tareas habituales en el entorno gráfico de Linux. Elija algo simple como, por ejemplo, su propio nombre y apellido.

Paso 9. En este paso debemos elegir el nombre de la cuenta del nuevo usuario. Por ejemplo, se puede usar sólo el nombre y sin mayúsculas.

Paso 10. Ahora tendrá que ingresar una contraseña para este nuevo usuario, la recomendación es que también sea compleja por razones de seguridad y que no sea la misma que se eligió para el usuario root.

Paso 11. Luego de haber creado las cuentas de usuarios, se procede a la configuración de la zona horaria. Asumiendo que estamos en Chile, elegimos Santiago de Chile y avanzamos.

Paso 12. Ahora empieza la parte más “compleja”, que es el particionado del disco. Como este instructivo no es para expertos, usaremos el modo más simple que nos ofrece el instalador, por lo que por ahora elegimos el particionado Guiado – utilizar todo el disco.

Paso 13. Luego, seleccionamos el disco duro de nuestro equipo a particionar.

Paso 14. Finalmente, elegimos la opción Todos los ficheros en una partición, así almacenaremos toda la información de nuestro equipo en una sola partición.

Paso 15. Como vemos en la siguiente imagen, el instalador de Debian hizo todo el trabajo por nosotros. Detengámonos un momento aquí, ya que esta parte es importante.

Se crearon dos particiones:

#1        primaria         83.8 GB           f           ext4                /

La primera corresponde a la partición en donde se instalará la raíz (/) del sistema operativo, o sea toda la información, con un formato del tipo ext4 (sistema de archivos extendida 4). Si hacemos un símil con Windows, se compararía con el sistema de archivos ntfs.

#5        lógica              2.1 GB             f           intercambio   intercambio

Esta segunda parte corresponde a la partición conocida como swap, o área o memoria de intercambio, que es una de las características de Linux que permite usar parte del disco físico como espacio de memoria para procesos, eso garantiza un mejor funcionamiento de los equipos que usan Linux.

Una vez revisados estos dos puntos, podemos deshacer los cambios realizados, en caso de ser necesario, o proceder a Finalizar el particionado y escribir los cambios en el disco, en caso contrario.

Paso 16. Aquí confirmamos los cambios realizados en el particionado de disco anterior y ponemos para escribir los cambios que se realizarán en el disco.

Para terminar con la instalación, los invito a leer la tercera parte de la publicación.

Eduardo Saavedra J.

Ingeniero en Informática

Ing. Hotel Isabel Riquelme

Docente Área Informática Santo Tomás Chillán