Reflexión sobre la Situación Actual en Chile

No podemos estar ajenos a una realidad que nos ha dado en la cara de manera sorpresiva por lo vertiginoso de los acontecimientos, pero que con el correr de los días se ha ido explicando por sí misma. La reflexión, a la que estamos en cierto modo obligados, creemos que se debe hacer desde la perspectiva del rol social, individual y colectivo que como informáticos de una región (Ñuble) estamos llamados a cumplir.

En términos generales, el conflicto actual plantea dos escenarios claramente identificables. Uno tiene que ver con demandas inmediatas que podríamos llamar urgentes. El otro es aquel que requiere cambios más profundos y, por lo tanto, necesita una mayor reflexión para su desarrollo. Pero no hay que confundirse, en ambos escenarios es necesario comenzar ahora. Eso parece ser el sentir de una buena parte de la población que de una u otra forma lo expresa y que se ha visto reflejado en numerosas encuestas. Por ejemplo, aquí podemos ver una encuesta realizada a nivel regional, mientras que aquí se tienen los resultados de una a nivel nacional.

En el sentido estrictamente individual, el informático es un trabajador más que cumple un rol tan importante como otros en la sociedad. Quizás tratándose de la sociedad del conocimiento o la información, este rol tenga una mayor preponderancia toda vez que somos de algún modo los que tenemos la mejor preparación para trabajar con la tecnología que permite operar sobre la información. En este espacio pensamos que la ética debiera, como lo ha sido siempre, ser lo que caracterice el desarrollo de nuestra tarea, teniendo en cuenta, además, que el desarrollo individual no es posible en un enfoque sistémico sin el desarrollo colectivo.

En relación con el rol colectivo, que sería el caso de nuestra asociación, por ejemplo, creemos que estamos llamados a intervenir socialmente como colectivo y a participar en las diferentes instancias ciudadanas que se están dando a nivel local (conversatorios, cabildos, etc.). De esta forma no solo estaríamos incorporando la mirada gremial informática sino que, además, estaríamos incorporando otras miradas y colectivamente estaríamos aportando en la búsqueda y construcción de soluciones a los problemas que como sociedad nos aquejan.

Así, la invitación está hecha a participar desde la mirada individual y colectiva, porque estamos convencidos que nuestro aporte, como el de todos, contribuirá a la resolución de los actuales conflictos y permitirá la definición de un camino participativo que, como sociedad, estemos dispuestos a transitar en los próximos años.

No es posible terminar esta entrada sin condenar los distintos hechos de violencia que han ocurrido en nuestro país estas últimas semanas, así como las violaciones a los derechos humanos. Estamos convencidos de que la violencia no conduce al tipo de soluciones que las sociedades civilizadas, respetuosas de los derechos de todos, necesitan para progresar. Consecuentemente, hacemos un llamado a condenar la violencia tanto como método de reivindicación de derechos como de represión del ejercicio de derechos fundamentales. Creemos que es responsabilidad de todos mantener el delicado equilibrio que se requiere para que nuestra sociedad pueda vivir y progresar en paz.

Comité Editorial